Más
proyectos
Regresar
agua saneamiento lazos guatemala rural

Con Lazos de Agua, 60 comunidades en Guatemala acceden a agua y saneamiento

Concluimos la intervención de Lazos de Agua en Guatemala en Guatemala, beneficiando a 37,000 personas en 60 comunidades rurales y urbanas a través del “Programa Quiché”. El Programa Lazos de Agua, una iniciativa internacional que lanzamos en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), The Coca-Cola Foundation, y Fundación One DropTM, facilitará a diciembre de 2022 el acceso sostenible a agua segura, saneamiento e higiene (ASH) a 200,000 personas en Colombia, Guatemala, Nicaragua, México y Paraguay.

Desde 2015, año en el que inició la operación del Programa Quiché en Guatemala, logramos ejecutar 58 proyectos de agua comunitarios en los municipios de San Andrés Sajcabajá, San Antonio Ilotenango, San Bartolomé Jocotenango y Santa Cruz del Quiché. En el marco de las intervenciones de Arte Social para el Cambio de ComportamientoTM (SABC), enfoque de la Fundación One Drop, más de 81,000 personas se han movilizado alrededor de prácticas relacionadas con ASH, superando la meta inicial de 67,560 participantes.

Estas actividades han permitido empoderar a las comunidades e incrementar la práctica de hábitos saludables, como el lavado de manos en momentos clave y de otros comportamientos que favorecen la sostenibilidad de los sistemas de agua y saneamiento, como el pago de la tarifa por el servicio de agua y la construcción de un sanitario en el hogar.

“Durante la contingencia por COVID-19 se ha evidenciado la relevancia de la higiene personal para capitalizar los beneficios de intervenciones de acceso a agua segura y saneamiento. Tener infraestructura es básico, pero no suficiente: las personas deben estar al centro de los proyectos. En Lazos de Agua incorporamos la ciencia del comportamiento para promover prácticas importantes para la salud y el desarrollo de nuestras comunidades”, dijo Carlos Hurtado, nuestro Gerente de Desarrollo Sostenible.

Con el Programa Quiché, Lazos de Agua logró en Guatemala la cobertura total en servicios de agua y saneamiento en los centros de salud e instituciones educativas del municipio de San Antonio Ilotenango, convirtiéndose en el primer municipio del país en contar con cobertura total de estos servicios en instituciones públicas, según la declaratoria emitida por el Alcalde Municipal y su Consejo.

agua saneamiento lazos guatemala rural
agua saneamiento lazos guatemala rural
agua saneamiento lazos guatemala rural
agua saneamiento lazos guatemala rural
agua saneamiento lazos guatemala rural
agua saneamiento lazos guatemala rural
agua saneamiento lazos guatemala rural agua saneamiento lazos guatemala rural agua saneamiento lazos guatemala rural agua saneamiento lazos guatemala rural agua saneamiento lazos guatemala rural agua saneamiento lazos guatemala rural

La comunidad de Quecá, en el municipio de Santa Cruz de Quiché, es la primera del departamento de Quiché en donde se ha declarado el Fin a la Defecación al Aire Libre (FIDAL), reduciendo significativamente su exposición a enfermedades y brindando un entorno más seguro, principalmente para las mujeres, y más higiénico para todos sus habitantes.

Esto se logró con la estrategia de autoconstrucciones, que combina acciones de la metodología SANTOLIC (Saneamiento Total Liderado por la comunidad), del enfoque SABC y de los modelos A·B·C para la SostenibilidadTM y Cobertura Total Para Siempre, de la Fundación One Drop y Water For People, respectivamente. Con esta estrategia, las familias construyen sus unidades de saneamiento -sanitarios y lavamanos- con sus recursos económicos, materiales y mano de obra, con el acompañamiento del Programa Quiché y las Oficinas Municipales de Agua y Saneamiento (OMAS).

Otro de los resultados de Lazos de Agua fue el equipamiento de laboratorios de análisis de calidad del agua en las municipalidades de San Andrés Sajcabajá, San Bartolomé Jocotenango y Santa Cruz del Quiché. Esto permitirá a las OMAS asegurar el monitoreo adecuado de la calidad del agua proveída a las familias a través de los diferentes sistemas, como los unifamiliares o miniacuedutos por gravedad o de bombeo eléctrico.

El Programa Lazos de Agua finalizó su operación en Guatemala con la satisfacción de dejar capacidades instaladas en las comunidades y la adopción de cambios de comportamiento en sus habitantes, facilitando el acceso sostenible a servicios de agua y saneamiento y la prevalencia de prácticas higiénicas en los cuatro municipios intervenidos.

«Hoy se entiende la importancia de poner en marcha medidas sanitarias y adoptar comportamientos que actúen como una barrera para garantizar la salud alrededor del mundo. Al promover comportamientos saludables a través del Programa Lazos de Agua, garantizamos que comunidades vulnerables en América Latina estén mejor preparadas para enfrentar retos sanitarios, tanto durante como después de una pandemia como la causada por el COVID-19. El enfoque Arte Social para el Cambio de Comportamiento, de la Fundación One Drop, es una potente herramienta para lograrlo. El arte tiene el poder de desencadenar emociones, acciones y cambios sostenidos. El arte tiene el poder de cambiar comportamientos y, en definitiva, nuestro futuro», concluyó Jean-Louis Dufresne, CEO de Fundación One Drop.

 

Datos clave del Programa Lazos de Agua en Guatemala

– A través del Programa Quiché se logró la construcción o mejoramiento de 147 sistemas de agua potable (58 comunitarios y 89 en escuelas e instituciones de salud) y 1.908 unidades de saneamiento, a nivel comunitario: escuelas, centros de salud y hogares.

– Se han fortalecido capacidades de más de 600 proveedores y mipymes del sector de agua, saneamiento e higiene en temas técnicos, gestión financiera, venta y servicio al cliente. También en el marco del Componente Capital (C) del modelo A·B·C para la Sostenibilidad, las instituciones financieras asociadas al Programa Quiché han otorgado a los participantes créditos relacionados con ASH por más de 18.000 dólares.

– La participación activa de comunidades, artistas sociales, prestadores de servicios públicos e instituciones financieras, entre otros actores locales, facilita la durabilidad de los sistemas, la adopción de comportamientos clave y la autonomía de las comunidades donde se ha implementado Lazos de Agua.