Más
proyectos
Regresar
propósito desarrollo sostenible primera infancia arte cultura informe anual fundación femsa

Mantuvimos nuestro propósito

Sin duda, una crisis nos pone en perspectiva. Nos lleva a preguntarnos por qué hacemos lo que hacemos, qué causas deberíamos estar abrazando, a dónde deberíamos canalizar nuestros esfuerzos. Y durante 2020, en Fundación FEMSA nos quedó claro que, cuando entendemos nuestras fortalezas centrales, podemos tomar decisiones que nos impulsen hacia nuestro sueño: construir la América Latina del futuro.

Queremos contarte cómo en medio de un año lleno de adversidades, mantuvimos en la mira los tres ejes que son el punto de partida de nuestro propósito. Esta pandemia vino a reforzarnos la importancia de mantener el enfoque y, sobre todo, de atrevernos a poner en práctica nuestros aprendizajes e ideas para seguir haciendo un mejor futuro para todos.

Vivir en armonía con nuestro entorno

Recursos como el agua, la energía y los alimentos son vitales para todas las personas y para el desarrollo económico y social de las comunidades donde operamos. Sabemos que en América Latina afrontamos grandes retos para garantizar que todas las personas tengan acceso a estos recursos que son la base de su desarrollo.

Una lección que nos dejó la pandemia fue asegurarnos de mantener activos los proyectos comunitarios y, para ello, readaptamos la estructuración de tres diferentes proyectos de seguridad hídrica y economía circular para encontrar nuevas formas de acercarnos a las comunidades.

Primero, nos enfocamos en reforzar los componentes que nos acercan a garantizar la sostenibilidad de las intervenciones. En el caso de Lazos de Agua, nuestra plataforma de acceso a agua e higiene que está presente en cinco países, la ciencia del comportamiento ayuda a las comunidades a transformar su relación con el agua del agua y mejorar sus hábitos de higiene. Tan solo este año, más de 36 mil personas fueron beneficiadas con Lazos de Agua en México, Guatemala, Nicaragua, Colombia y Paraguay.

Por otro lado, nuestra estrategia de desarrollo sostenible abarca también el camino de la economía circular y este año seguimos impulsando acciones en esta línea. En 2020, sumamos esfuerzos con la iniciativa privada y la sociedad civil organizada en Tulum para facilitar la recolección y correcta disposición de residuos para mantener limpio el mar. En 2021 seguiremos instalando más puntos limpios para abarcar otras partes de esta ciudad.

La gestión de recursos que nos permitirá construir la América Latina que queremos para el futuro incluye a los alimentos. Hay una disparidad entre las toneladas de alimento que son desperdiciadas año con año en la región y el hambre que existe en nuestras comunidades. Este año, impulsamos a emprendedores sociales de Colombia y Centroamérica que trabajan para aportar soluciones al desperdicio de alimentos e impactan positivamente en la vida de los latinoamericanos.

Invertir en los niños para hacer un mejor futuro

Algo que nos ayudó a mantener en la mira nuestro propósito fue comprender que tenemos que prepararnos para un mundo después de la pandemia y esto implica poner al centro a nuestras futuras generaciones. Creemos que invertir en el desarrollo de la primera infancia es una de las maneras más efectivas de transformar la sociedad a largo plazo y por esta razón es una de nuestras líneas de acción estratégicas.

Fue muy importante que este año mantuviéramos nuestro enfoque en el área de Primera Infancia porque los niños han sido la población menos atendida durante esta pandemia y las brechas de acceso a la educación y de desigualdad se han ensanchado. Nos preocupaba también el aislamiento y estrés que nuestros niños estaban viviendo en silencio y que puede tener repercusiones en su salud mental, su desarrollo de habilidades e incluso su vida adulta.

Después de este tiempo de encierro necesitamos más que nunca que nuestras ciudades contribuyan a que los niños recuperen el tiempo y puedan alcanzar su potencial de desarrollo. Cuando los espacios públicos están pensados para los niños y las familias, nuestras ciudades se convierten en entornos más seguros y saludables.

El lanzamiento de la película “El Comienzo de la Vida 2: La naturaleza” nos permitió replantear el diálogo sobre los entornos de los niños y su relación con el medio ambiente. Estamos convencidos de que es importante conectar a la niñez con la naturaleza y contribuir a estrechar lazos entre ambos. Hacerlo es fundamental para el bienestar de todas las personas, de nuestras ciudades y del planeta que compartimos.

Difundir el arte y la cultura para transformar a las comunidades

En Fundación FEMSA estamos convencidos del poder que el arte tiene para transformar a las personas y las relaciones que tejen con su entorno. A través de las manifestaciones artísticas, conocemos los anhelos de una sociedad y sus preocupaciones. El arte se vuelve una invitación para conectarnos con las historias de otras personas, para detonar emociones y reflexiones que nos conviertan en personas más involucradas con las necesidades de nuestra comunidad.

Por esa razón, nuestro tercer eje es la difusión del arte y la cultura de América Latina. En 2020, ideamos una nueva manera de difundir el acervo cultural que tenemos desde hace más de 40 años en la Colección FEMSA y que año con año lo hacemos crecer. Invitamos a 15 artistas para ser parte de esta serie de cápsulas en video, que a la fecha ha atraído a más de 174,000 personas para conocer las historias que dieron origen a la creación de diferentes proyectos de expresión artística. Entendemos al arte no sólo como un medio de expresión, sino como una forma de entrelazarnos con otros y de comprendernos como sociedad.

Cuando tenemos principios y propósitos firmes, las prioridades se vuelven claras. La pandemia nos demostró que el mundo necesita que aceleremos el paso de lo que estamos haciendo para atender las temáticas sociales que más requieren nuestras comunidades en América Latina.

El desarrollo sostenible de los recursos y el entorno, la inversión en las futuras generaciones y la aproximación de las personas al arte, todas estas estrategias nos recuerdan que nuestro propósito tiene a la persona en el centro: en la esencia de quienes somos, de quienes son el futuro y de cómo nos manifestamos y expresamos.